"El Euríbor baja en abril hasta el 3,7% y abarata las Hipotecas: Impacto y Perspectivas"

May 2, 2024 José Castro Luque

 


Introducción


El Euríbor es uno de los indicadores financieros más importantes en el mercado hipotecario europeo. Su comportamiento mensual influye directamente en el costo de las hipotecas para millones de hogares en toda Europa. En abril de [año], el Euríbor ha experimentado una notable disminución hasta alcanzar el 3,7%, lo que tiene un impacto significativo en las condiciones de los préstamos hipotecarios. En este artículo, analizaremos en detalle el impacto de esta baja del Euríbor, las perspectivas para los titulares de hipotecas y cómo puede afectar al mercado inmobiliario en general.


¿Qué es el Euríbor?


El Euríbor (Euro Interbank Offered Rate) es una tasa de interés de referencia que se utiliza en el mercado interbancario de la eurozona. Se calcula como el promedio de las tasas de interés ofrecidas por un grupo selecto de bancos europeos para préstamos no asegurados en euros. El Euríbor se publica diariamente y se utiliza ampliamente como una referencia para determinar las tasas de interés en una variedad de productos financieros, incluidas las hipotecas.


Baja del Euríbor en abril


En abril de [año], el Euríbor experimentó una notable disminución, cayendo hasta el 3,7% en comparación con meses anteriores. Esta baja se debe a [razones económicas específicas, como políticas monetarias, condiciones macroeconómicas, etc.]. La reducción del Euríbor tiene importantes implicaciones para los titulares de hipotecas, ya que significa un menor costo en los intereses de sus préstamos hipotecarios.


Impacto en las Hipotecas


La disminución del Euríbor hasta el 3,7% tiene un impacto directo en las hipotecas variables y también puede afectar a las hipotecas con tipo de interés mixto. Los titulares de hipotecas que están vinculados al Euríbor verán una reducción en sus pagos mensuales de intereses, lo que puede significar un alivio financiero para muchas familias.


Perspectivas para los Titulares de Hipotecas


Para los titulares de hipotecas, la baja del Euríbor en abril puede representar una oportunidad para reducir el costo total de su préstamo hipotecario. Aquellos que estén considerando refinanciar su hipoteca podrían beneficiarse de las tasas de interés más bajas y encontrar mejores condiciones en el mercado.


Impacto en el Mercado Inmobiliario


La baja del Euríbor también puede tener un impacto en el mercado inmobiliario en general. Las tasas de interés más bajas pueden estimular la demanda de viviendas y aumentar la actividad en el mercado de compraventa de propiedades. Los compradores pueden verse incentivados a buscar financiación hipotecaria debido a las condiciones favorables.


Conclusiones


En conclusión, la baja del Euríbor hasta el 3,7% en abril representa una buena noticia para los titulares de hipotecas y para el mercado inmobiliario en general. La reducción de las tasas de interés puede abaratar las hipotecas y estimular la actividad económica en el sector inmobiliario. Sin embargo, es importante seguir de cerca la evolución del Euríbor y estar atento a cualquier cambio en las condiciones del mercado financiero que puedan afectar las decisiones hipotecarias y de inversión.



El indicador de referencia de las hipotecas variables estaba el año pasado en el 3,757%. Sin embargo, el ahorro será reducido

Buenas noticias para los hipotecados. El euríbor a 12 meses ha terminado abril con una media del 3,703%, lo que traerá la primera rebaja de los préstamos variables en dos años.

El indicador de referencia para la mayoría de las hipotecas en España cerró enero en el 3,609%, mientras que en febrero llegó al 3,671% y en marzo cerró en el 3,718%. Por tanto, el dato del cuarto mes del año supone la primera rebaja de esta tasa en lo que va de año y en el primer descenso de las hipotecas desde enero de 2022. 

Ya en el arranque de 2024 se produjeron las bajadas de las cuotas para los préstamos con revisión semestral, aunque es ahora cuando los descensos van a generalizarse a quienes tienen una actualización de las condiciones por año, coincidiendo con las previsiones que manejaban los expertos.

No obstante, el ahorro será testimonial. Teniendo en cuenta que el indicador registró una media mensual del 3,757% en abril de 2023, el descenso de la cuota para una hipoteca media será de unos 5 euros al mes, lo que se traduce en unos 60 euros al año. Si no hay cambios de última hora, será en los próximos meses cuando las bajadas sean más cuantiosas, sobre todo durante el verano, ya que el año pasado por esas fechas el euríbor se situaba por encima del 4%. 




El euríbor, pendiente del BCE


A pesar de esta ansiada rebaja de las hipotecas, los expertos piden no lanzar campanas al vuelo e insisten en que el índice de referencia no registrará grandes movimientos hasta que el Banco Central Europeo (BCE) empiece a bajar los tipos de interés. Será entonces cuando previsiblemente se materialice la tendencia a la baja del euríbor. 

La autoridad monetaria mantuvo el precio del dinero en el 4,5% en su reunión de mediados de abril por quinta ocasión consecutiva, y ha dejado entrever que el primer recorte podría llegar en junio. Buena parte del mercado cree que será entonces cuando empiecen a bajar los tipos de interés, aunque también hay quienes apuntan a que la decisión podría aplazarse hasta septiembre. Este es el caso de Bankinter, cuyo equipo de análisis cree que la inflación repuntará en este trimestre y que el Guardián del euro no querrá correr riesgos y esperará a confirmar que la subida es temporal.

En cualquier caso, el consenso apuesta por unas tres bajadas de los tipos de interés este año, lo que impedirá que el euríbor baje con fuerza. Tanto Bankinter como BBVA Research, la 'fintech' Ebury de Grupo Santander y el Panel de Funcas descartan que el indicador baje del 3% a lo largo del año.

Con este escenario sobre la mesa, los expertos creen que la caída de las cuotas de las hipotecas variables, pese a empezar en el segundo trimestre del año, serán más lentas y leves de lo que se esperaba hace unos meses. 

En el caso de aquellas familias hipotecadas a tipo variable, el retraso de las bajadas de los tipos de interés "acarreará que las revisiones de sus cuotas a la baja se demoren hasta en un año, mientras que la situación es mejor para aquellas familias que buscan un préstamo hipotecario en estos momentos, ya que la competencia entre entidades ha provocado que se hayan reducido los diferenciales para nuevas hipotecas en este inicio del año y es previsible sigan la misma tendencia durante el resto del ejercicio”, explica Juan Villén, director general de idealista/hipotecas.

En esa misma línea, la Asociación de Usuarios Financieros (ASUFIN) apunta a que los descensos de las cuotas de las hipotecas "serán más intensos cuando avance el año, especialmente en los meses de julio y septiembre", cuando el euríbor se encontraba por encima del 4%.